Navidad, entre Jesús y el Comercio

Navidad, época para compartir con familiares y amigos, para decorar nuestras casas, oficinas o lugares de trabajo o incluso nuestros carros; época para comprar regalos, disfrutar de almuerzos o cenas, para ir al cine. Santa, renos, trineo, Polo Norte, el Arbolito, las luces… la pregunta que surge es:  ¿y Jesús?

Navidad

Navidad, ¿que celebramos?

Junto con la Pascua de Resurección y el Pentecostés, la Navidad es una de las celebraciones mas importantes del Cristianismo, pues en ella se conmemora el nacimiento del Hijo de Dios, Jesús.

Oficialmente, el 25 de diciembre es la fecha que se liga a la celebración navideña.  Este es un dato que muchos cuestionan, pues en realidad no hay registros que verifiquen que en esa fecha realmente se haya dado tal acontecimiento.

“…Según otros autores, la celebración de esta fiesta el 25 de diciembre se debe a la antigua celebración del nacimiento anual del dios-Sol en el solsticio de invierno (natalis invicti Solis),18​ adaptada por la Iglesia católica en el tercer siglo d. C. para permitir la conversión de los pueblos paganos.19

Juan Crisostomo

En Antioquía, probablemente en 386, Juan Crisóstomo impulsó a la comunidad a unir la celebración del nacimiento de Cristo con el del 25 de diciembre,20​ aunque parte de la comunidad ya guardaba ese día por lo menos desde diez años antes…”

https://es.wikipedia.org/wiki/Navidad

Aunque existen muchas teorías que ubican el nacimiento de Jesús en otras fechas, lo realmente importante, es que como Cristianos, tenemos un día oficialmente establecido para celebrar la Navidad, y en esa fecha conmemoramos la Navidad.

 

El tinte comercial

Como bien sabemos, esta celebración se mezcla con un incremento importante en las ventas de fábricas, comercios, restaurantes, hoteles, malls, cines, etc.  El comercio encuentra en la Navidad, una época de oro.  Pero, ¿dónde o cuando se mezcla la celebración del nacimiento de Jesús, con el Comercio?

Herencia del imperio romano

Los romanos tenían alrededor del 25 de diciembre una celebración conocida como Saturnalia, un festival dedicado a Saturno y que duraba 7 días, dentro de los cuales estaba el Solsticio de Invierno.

Saturnalia

Durante ese festival, los romanos hacían tregua en negocios y guerras, intercambiaban regalos, liberaban temporalmente a esclavos.  Estas costumbres de Saturnalia, se conservaron y se mezclaron con la celebración de Navidad a fin de facilitar la conversión al Cristianismo.  Nace aquí el concepto de intercambiar regalos.

En algunas latitudes, la tradición navideña es sencilla, se celebra el nacimiento de Jesucristo, y se aprovecha la ocasión para intercambiar regalos entre los miembros de la familia.

Mercadeo Navideño

El Comercio encontró en la costumbre del intercambio de regalos, una excelente oportunidad para colocar sus productos en el mercado.

Como bien es sabido, la actividad comercial utiliza las herramientas que brinda la Mercadotecnia para impulsar sus ventas y es hacia la década de 1930 que surge la figura de Santa Claus tal y como hoy la conocemos, el viejito gordo, cacheton, barba blanca, traje rojo.

Santa Claus

Este producto del mercadeo cambió por completo el concepto de los niños respecto a la celebración navideña, transformando la conmemoración del nacimiento de Jesús, en un concepto de regalos a los niños bien portados, con la consecuente compra de productos por parte de los padres.

El crecimiento de esta figura ha reemplazado en muchísimos hogares al eje central de la Navidad, tristemente, a echando  Jesucristo de su propio cumpleaños!

 

Regresa a la verdadera celebración!

Decora tu casa, comparte con amigos, familiares, sal a pasear a vacacionar, compra regalos, si, todo esto esta bien, nos hace acercarnos los unos a los otros, lo que en el fondo es una de las cosas que Dios quiere para nosotros.

Familia

Añade a esto la solidaridad, la compasión para con aquellos que están en abandono, para con quienes no tienen nada.  Aprovecha las muchas campañas de ayuda que diferentes entidades organizan y aporta tu grano de arena, alimenta al hambriento, visita al enfermo, o simplemente toma tu ropa, tus juguetes, tus utensilios y en lugar de hacer una venta de garage, dónala, regálala.  Aunque sean bienes usados, para alguien son un verdadero tesoro.

Ayuda

Finalmente, celebra a Jesús, celebra su nacimiento, su llegada a este mundo y su legado a la humanidad, ni mas ni menos que las puertas abiertas al Reino de los Cielos.  Enseña a tus hijos y edúcalos en el verdadero significado de la navidad:

 

Feliz Navidad!

 

No olvides de compartir en tus redes sociales o comentar!

 

Bendiciones!